La sentencia de Harvey

Evargot/ febrero 25, 2020/ Sin categoría/ 0 comentarios

Hace un tiempo vi cómo una actriz de renombre denunciaba una violación durante el festival de cine de Cannes. La palabra es muda. Me quedé muda. No pude dejar de mirarla durante largo rato.

 Tuve miedo por ella. Estaba haciendo acusaciones muy graves, daba nombres y se dirigía directamente a los asistentes del festival, entre los que, dijo, todavía había quienes tenían que rendir cuentas por su comportamiento con las mujeres. 

Dijo que Harvey Weistein la violó en ese mismo festival cuando ella tenía 21 años. 

Ayer fue condenado por violación (otra distinta a la de Cannes) y delito sexual. Se juega 29 años de cárcel y se libra de la cadena perpetua porque le han absuelto del cargo de depredador sexual, que en EEUU es el más grave porque considera que comportarse como lo ha hecho durante 30 años sería su forma habitual de comportamiento.  Harvey tiene 67 años. 

Su defensa se ha basado en declararse inocente y no decir nada más. 

Bueno, en realidad su defensa se ha basado en contratar una empresa de espionaje para que siguiera, amenazara y disuadiera a ciertas mujeres de declarar en su contra. Pero ese es otro tema. 

Entre su gente, hay una mujer que dice que estamos en una época en la que las mujeres no se responsabilizan, atención, de las habitaciones de hotel donde se meten, los hombres con los que coquetean y otras bondades del estilo. Señora: cómase una mierda del tamaño de su representado. De nada. 

Yo no tengo mucho más que añadir. Ah, sí: Placido Domingo pide perdón y se ‘responsabiliza’ de las consecuencias que acarreen las acusaciones de acoso sexual que pesan sobre él; concretamente, son 27 mujeres a las que acosó según la investigación al cargo de caso.

Bueno entonces con retrospectiva, ¿qué hacemos? ¿Nos ponemos tristes o contentas? 

  • Harvey está entre el hospital, la cárcel y el cementerio. Por esa parte, bien. 
  • La justicia del país más poderoso del mundo dice que treinta años de violaciones y agresiones sexuales no significa que una persona tenga como modus operandi habitual violar y agredir. Por esa parte, mal. 

Pero las mujeres están despertando. Los hombres nos están escuchando (a duras penas, pero lo están haciendo; no les queda más remedio).  Y los niños y niñas están mirándolo todo y aprendiendo. Confío en que reciban el mensaje y se encarguen de propagarlo por los siglos de los siglos, hasta el último puto rincón de este planeta: 

EL CUERPO DE UNA MUJER NO SE TOCA SIN PERMISO. Trátanos con el respeto con el que te tratamos a ti. 

LA MENTE DE UNA MUJER NO SE MALTRATA POR TU EGO. Trátanos con el respeto con el que te tratamos a ti. 

LA VIDA DE UNA MUJER NO ESTÁ SUPEDITADA A LA TUYA. Trátanos con el respeto con el que te tratamos a ti. 

EL PLACER DE UNA MUJER NO ES MENOS IMPORTANTE QUE EL TUYO. Trátanos con el respeto con el que te tratamos a ti. 

RESPETA A LAS MUJERES, O NOS TENDRÁS ENFRENTE A TODAS. 

Y créeme. No te va a salir gratis. 

…Al final creo que me pondré contenta. 

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.