Embarazo, I parte.

Recuerdo todas las dudas que me asaltaron en cuanto salieron las dos líneas en el test de embarazo. Hay mucha info en internet sobre el embarazo. Pero yo es que me explico francamente bien, para que me entiendas rápido y te sientas cómoda sin palabros ni cositas raras. Vamos allá.

A ver, tú vas y te quedas embarazada, ¿no? Sin querer o queriendo, da igual, el resultado es el mismo: una lenteja creciendo más allá del agujerito mágico. Si decides tenerlo, las emociones predominantes son el miedo y la ilusión (igual la ilusión no es una emoción pero ok).

Empiezas a planear cómo decirlo. A las amigas se lo dije a las bravas. A mis padres, con una cajita que tenía dentro un babero, un chupete y dos notas: ‘recordad que es importante respirar‘ y ‘tranquilos, aun tengo que ir al médico‘. Al resto de familiares y amigos, según surgía, también a las bravas. No sé marear la perdiz ni ganas tenía. Necesitábamos compartir nuestra felicidad. Hay quien decide esperar dos o tres meses para decirlo, para asegurarse que todo vaya bien, pero amis, yo no sé hacer eso.

aaaaa

Sigo: te bajas dos o tres apps de embarazo, ves el tamaño que va adquiriendo “la cosa” cada semana, te estudias todas las webs al respecto y tomas nota mental de lo que te dicen todas las mamás, sobretodo las recientes. Empiezas a ser una enciclopedia andante sobre el embarazo y lo que orbita a su alrededor. La gente se ríe de ti porque te podrían convalidar la titulación de matrona, pero a mí me parece estupendo estar informada, sobretodo de:

  • la comida: hay muchas cosas que no se aconseja comer durante el embarazo, con consecuencias chungas para el bebé;
  •  síntomas que significan ‘vete a urgencias pero YA’, aunque, ¿os acordáis del miedo del principio? Él os hará ir al médico a la mínima. Las enfermeras de urgencias serán vuestras BFF.
  • y el tema parto. Los que más saben del tema son los médicos, matronas, gines, obstetras, sí. Pero el parto sigue siendo un proceso (por no decir EL proceso) natural, para el cual el cuerpo femenino está perfectamente preparado, y donde el instinto juega el gran papel de su vida. Así que debemos tener derecho a que se respete lo que decidamos sobre cómo queremos que sea. Infórmate y decide.
papagayo
Tu vida a partir de ahora.

¿Cómo ha sido mi embarazo hasta ahora?

Al principio me encontraba fenomenal, un poco más somnolienta de lo normal, pero bien. En la semana 7 empezaron las náuseas y duraron ‘solas’ dos semanas. En la 9 empecé a vomitar. Y aquí dejas de ver luz al final del túnel. Te cagas en la hostia puta 100 veces al día, estás irritable y la paciencia parece que nunca más volverá. Tranqui, hay pastillas y remedios naturales; lo que pasa es que hasta que te dicen que te los tomes… pues eso.

gracias selena

Luego eres todo paz, amor y llantinas inexplicables de vez en cuando. En cuanto a cambios corporales, la verdad es que al principio no tienen ninguna gracia:

  • La curva de la cintura, si la tienes, desaparece; los abdominales, si los tienes, también.
  • Empiezas a hincharte like a persona que lleva unos días estreñida. Los pantalones dejan de abrochar cuando aun no hay tripa porque las caderas se ensanchan.
  • El pecho se llena de venas. En teoría las aureolas se oscurecen y crecen. Pero hasta la semana 20 aproximadamente eso no ha venido a mí.
  • Y cuando crees que vas a ser de las que hasta los 5 meses no tienen tripa de embarazada, que vas a parecer una persona que no defeca hasta el parto, un día alrededor de la semana 12 te despiertas y notas una ligera protuberancia debajo del ombligo. Y tres días más tarde, cuando te tumbas bocarriba, ¡la “protu” se ve claramente! y entonces ya lo flipas, se lo vas enseñando a todo el mundo, sin embargo cuando te haces fotos y las ves te das cuenta de lo poquísimo que se ve, aunque para ti estés como para dar a luz.

Buenas noticias: a partir de aquí, eso ya no mengua. Hay semanas que crece más deprisa y otras que más despacio, pero crecer, crece. De hecho lo de abrocharse las sandalias, agacharse, etc, empieza a complicarse. De vez en cuando unos pocos calambritos en la espalda también empiezan a surgir…

Otro gran hito es cuando empiezas a notar que se mueve. Al principio son patadas aisladas cuando estas sentada o tumbada. Luego se dan varias veces al día, son visibles, palpables y sobretodo te tranquilizan (‘¡qué bien lo estoy haciendo, joder!’).

bbbbbbb

Una última cosa: prepárate para estar preocupada de por vida. Sí, suena mal. Lo es. Al principio del embarazo, por si pasa algo y no te enteras hasta la siguiente eco; después, por el parto; después, por que no se asfixie durmiendo; cuando sea adolescente, que no se suba en coches con extraños… y así. No quería yo quitarte las ganas de tal, pero es que de esto nadie te avisa. Sin embargo, este post sobre las ventajas de tener hijos te las devolverá. 😀

Y de momento (hasta los 5 meses y medio que llevo) eso es todo, navegantas. Todas las dudas que esté en mi mano responder, here I am.

Compartir info también es vivir, así que, ya sabéis. ¡Gracias y de nada!

Imagen destacada

 

 

Maternidad

2 Comentarios Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: